HARTMANN SCHEDEL: Liber Chronicarum

Nuremberg: Anton Koberger | 1493 | Inv. 10791

Hartmann Schedel (1440-1514), humanista e historiador alemán, llevó a cabo una extraordinaria labor de recopilación de crónicas y tradiciones orales que sirvieron de fuentes para esta obra monumental, en la que se ilustra la historia del mundo, desde la Creación hasta finales del siglo XV. La integración de texto e imagen no era el principal objetivo del autor y del impresor de esta Crónica de Nuremberg, pues las más de 1.800 estampas –realizadas por Michael Wohlgemuth, maestro de Durero, con la colaboración de su yerno Wilhelm Pleydenwurff– en ocasiones se encuentran dispuestas al azar o se repiten.

Las vistas de ciudades y las escenas bíblicas muestran la fuerza expresiva que alcanzó el arte xilográfico a finales del siglo XV. Buen ejemplo es la mano creadora que sale de la nube –la diestra de Dios–, una mano parlante que manifiesta la voluntad divina con distintas actitudes: de aprehensión, de amenaza o de bendición, porque los rasgos de Dios sólo se descubrirán por medio de sus acciones y de su palabra. También aparece la imagen de Dios in figura, a veces en majestad pontifical, es decir, con los atributos de emperador y de papa, encarnaciones terrestres del poder temporal y espiritual, y siempre con el nimbo crucífero, que hace referencia a la divinidad. De las dos maneras se muestra la presencia única e inefable de Dios, un Dios que creará algo tan inmenso como el universo y tan perfecto como la vida.

Copyright © 2017. Fundación Lázaro Galdiano

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

La Fundación Lázaro Galdiano le informa del uso de cookies que nos permiten conocer la actividad de los usuarios del sitio. Al continuar con la navegación, Vd. dará el consentimiento a la instalación de dichas cookies. Para más información sobre las cookies que usamos y cómo eliminarlas, visite política de privacidad. Saber más

Acepto